Quienes somos

Mina de Piedras es la conjugación de la experiencia y años de trabajo de un grupo de mineros y comercializadores colombianos que se unen entorno a una compañía que busca ofrecer lo mejor de las gemas y minerales colombianos al mercado internacional.

Colombia posee una gran variedad de minerales preciosos y semipreciosos que son apreciados en el mundo por sus cualidades únicas de belleza y calidad. Mina de Piedras ha reunido una magnífica colección de exclusivos minerales y piedras preciosas colombianas para los coleccionistas, joyeros y amantes de las esmeraldas, los especímenes minerales, el copal y el arte glíptico.

Nuestro conocimiento de las minas colombianas nos permite ofrecer esmeraldas de excelente calidad, las cuales son reconocidas por su belleza, color y pureza. Las esmeraldas colombianas gozan de un gran reconocimiento internacional y han sido parte de las joyas más valiosas lucidas por las monarquías de diferentes civilizaciones a lo largo de la historia y en tiempos contemporáneos por estrellas de cine, modelos, figuras públicas y personajes destacados de la vida social, política y empresarial.

Los coleccionistas de minerales podrán encontrar especímenes únicos con excelente cristalización y diferentes combinaciones de cuarzo, esmeralda, parisita, pirita y apatito entre otros minerales encontrados en los procesos de explotación de las minas de esmeraldas en las cordilleras de los andes colombianos.

Mina de Piedras presenta una excelente muestra de Arte Glíptico, donde cada pieza es elaborada de una roca sólida con inclusiones naturales de piedras semipreciosas o esmeraldas. La única modificación que sufre la roca procede de su esculpido o talla y no se aplica ningún tipo de coloración, incrustación artificial o tratamiento. Cada ejemplar es único y no es posible replicarlo, por ello solo vendemos una pieza de cada referencia.

Otra de las maravillas que podemos ofrecer es el Ámbar Colombiano más conocido como Copal, sobre el cual existe una gran discusión referente a su edad que puede estar entre unos miles de años o algunos millones y pertenecer al Mioceno, sobre el particular hay algunos estudios en curso y no se a dicho la última palabra. Colombia tiene interesantes reservas y las piezas encontradas son muy apetecidas por la gran cantidad de inclusiones de fósiles que se consiguen con excelente grado de conservación.

Share ON

FacebookTwitter